Cuando el Arte se hizo Publicidad

Hubo un momento en que la publicidad se configuró como un arte independiente y aunque la esencia era la  misma, provocar , enamorar, persuadir, atraer, sin embargo, el protagonismo pasó del artista al objeto, de la pieza artística a lo que se representaba en ella. Esta es una entrada que quiere honrar a esos primeros grandes artistas que le dieron a la  publicidad su propia personalidad: Cheret, Tolousse Lautrec y Mucha. Los primeros carteles de la mano de estos artistas se sitúan a finales del siglo XIX y estuvieron muy vinculados al Art Noveau y al desarrollo de la Litografía.

Para los que no sepan bien qué implican estos términos, el Art Noveau o Modernismo es un movimiento que surge a finales del siglo XIX que se inspiraba en la naturaleza y trataba de romper con lo anterior, dónde predominan los motivos vegetales, las curvas, los elementos exóticos y dónde las artes decorativas y los objetos cotidianos cobraron importancia. Por el contrario, La litografía es una técnica de estampación, dónde la plancha está hecha de piedra y que consiguió mejorar los resultados en los procesos de impresión con respecto a otros métodos.

Volviendo a  esos artistas que han inspirado la base del concepto del cartel publicitario, veremos que, aunque comparten pasión, la plasman de manera diversa pero utilizando, de manera intuitiva ya, los fundamentos publicitarios.

Cheret es el iniciador de esta corriente. Creó una serie de afiches con mensajes directos, sencillos y con imágenes cautivadoras. Se caracterizan por ser composiciones diagonales de gran dinamismo y gran colorido; en primer plano normalmente se sitúa una mujer en actitud ociosa que interactúa con el producto, lo que genera una identificación del mismo con las cualidades que inspira la figura femenina. Uno de los grandes cambios que se le atribuye es, reducir el texo en favor de imágenes cautivadoras.

chere 2 Cheret 4 Cheret

 

 

 

 

 

 

El Gran Tolousse Lautrec, al hablar de Tolousse Lautrec tenemos indefectiblemente que hablar de la noche parisina y por supuesto de Moulin Rouge; porque fue quién mejor representó los cabarets y la nocturnidad de la capital francesa. Se interesó por la luz artificial, que determinaría su forma de mostrar el color y unos encuadres subjetivos. Sus carteles están protagonizados muchas veces por artistas y cabareteras, mofándose en sus representaciones de la aristocracia a la que, por cierto, pertenecía. Le influye mucho en sus composiciones la fotografía y la composición al estilo de Degas, dónde el encuadre corta los elementos del cuadro como si de una instantánea se tratase. De la misma manera, el dinamisimo y la forma de representar las figuras tienen su origen en el arte japonés.

larec 2 larec 4 larec

 

 

 

 

 

 

 

Alfons Mucha, con un estilo preciosista y totalmente diferente a los anteriores, llenó sus anuncios de motivos vegetales y de bellas figuras femeninas que acercan el cartel publicitario a la idea actual, haciendo de la publicidad una imagen verdaderamente atractiva y atrayente. Sarah Bernhardt fue su musa y con ello, considerada la primera estrella del mundo de la publicidad.Unos fondos que intensificaban la figura de la mujer y su belleza, así como unas posturas de fuerte sensualidad, dotan a sus imágenes de una capacidad de persuasión que no tenían quizá las imágenes dinámicas e “histéricas” de Lautrec.

mcha 2 mcha mcha4

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Como toda en la vida, el cartel ha evolucionado mucho pero nunca hay que olvidar el origen de nada, porque la esencia de todo siempre prevalece y esa esencia la dan los primeros, unos artistas que sin saberlo fueron el origen de una nueva disciplina con personalidad propia como es la publicidad; así que hemos visto la esencia, ahora veamos en que se ha convertido; ganadores Cannes 2015.

cannes cannes2 cannes4

facebooktwittergoogle_pluslinkedinby feather

PLANNING & CREATIVITY

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Captcha *